Compartir
Tucumanos y turistas que esta mañana disfrutaban de la belleza incomparable de Tafí del Valle vivieron una experiencia única. Al levantar la vista pudieron disfrutar de un espectáculo único, lleno de colores, que el cielo ofrece en contadas ocasiones: la formación de un arcoiris alrededor del sol.
El fenómeno meteorológico se produce por un efecto óptico que producen los rayos solares sobre las nubes más altas, en momentos en el que un frente frío y húmedo avanza. La interacción de luz solar con partículas de hielo forman nubes llamadas “cirrus”. Las mismas se encuentran a elevadas alturas y tienen agua en estado sólido, que se forman en alturas con temperaturas bajo cero, como sucede en los Valles tucumanos. Los múltiples anillos de colores se producen cuando la luz solar ingresa al cristal de hielo y se producen múltiples rebotes internos.
¡Mirá las fotos de nuestros lectores!

DEJA UNA RESPUESTA